El Señor de los Anillos, II. Las Dos Torres

By J. R. R. Tolkien

L. a. Compañía se ha disuelto y sus integrantes emprenden caminos separados. Frodo y Sam continúan solos su viaje a lo largo del río Anduin, perseguidos por los angeles sombra misteriosa de un ser extraño que también ambiciona l. a. posesión del Anillo. Mientras, hombres, elfos y enanos se preparan para los angeles batalla ultimate contra las fuerzas del Señor del Mal.

Show description

Quick preview of El Señor de los Anillos, II. Las Dos Torres PDF

Similar Fantasy books

Cold Magic (The Spiritwalker Trilogy)

The Wild Hunt is stirring - and the dragons are ultimately waking from their lengthy sleep. .. Cat Barahal was once the one survivor of the flood that took her mom and dad. Raised by way of her , she and her cousin, Bee, are blind to the hazards that threaten them either. although they're in starting of the commercial Age, magic - and the ability of the chilly Mages - nonetheless carry sway.

The Heroes

They are saying Black Dow's killed extra males than iciness, and clawed his strategy to the throne of the North up a hill of skulls. The King of the Union, ever a jealous neighbor, isn't approximately to face smiling by way of whereas he claws his approach any better. The orders were given and the armies are toiling during the northern dust.

The Crimson Campaign (The Powder Mage Trilogy)

GUNPOWDER AND BULLETS WILL make certain THE VICTOR. while invasion looms. .. Tamas's invasion of Kez leads to catastrophe while a Kez counter-offensive leaves him bring to an end in the back of enemy traces with just a fraction of his military, no provides, and no desire of reinforcements. tremendously outnumbered and pursued through the enemy's most sensible, he needs to lead his males on a reckless march via northern Kez to protection, and again over the mountains in order that he can protect his kingdom from an indignant god, Kresimir.

Scar

A tremendous myth of exceptional range and spellbinding mind's eye. A human shipment certain for servitude in exile . .. A pirate urban hauled around the oceans . .. A hidden miracle approximately be published . .. those are the components of an amazing tale. it's the tale of a prisoner's trip. Of the quest for the island of a forgotten humans, for the main magnificent beast within the seas, and finally for a fabled position - an enormous wound in fact, a resource of unthinkable strength and chance.

Additional resources for El Señor de los Anillos, II. Las Dos Torres

Show sample text content

Aragorn y sus compañeros se sentaron a uno de los extremos de los angeles larga mesa, y los hobbits desaparecieron por una de las puertas. —La despensa está allá adentro, y muy por encima del nivel de los angeles inundación, felizmente —dijo Pippin, cuando volvieron cargados de platos, tazas, fuentones, cuchillos, y alimentos variados. —Y no tendrás motivos para torcer los angeles cara, Maese Gimli —dijo Merry—. Ésta no es comida de orcos, son alimentos humanos, como los llama Bárbol. �Queréis vino o cerveza? Hay un barril allí dentro... bastante bueno. Y esto es cerdo salado de primera calidad. También puedo cortaros algunas lonjas de tocino y asarlas, si preferís. Nada verde, lo lamento, �las entregas se interrumpieron hace varios días! No puedo serviros un segundo plato excepto mantequilla y miel para el pan. �Estáis conformes? —Sí por cierto —dijo Gimli—. l. a. deuda se ha reducido considerablemente. Muy pronto los tres estuvieron dedicados a comer; y los dos hobbits se sentaron a comer por segunda vez, sin ninguna vergüenza. —Tenemos que acompañar a nuestros invitados —dijeron. —Sois todo cortesías esta mañana —rió Legolas—. Pero si no hubiésemos llegado, quizá estuvieseis otra vez comiendo, para acompañaros a vosotros mismos. —Quizá, �y por qué no? —dijo Pippin—. Con los orcos, los angeles comida period repugnante, y antes de eso más que insuficiente durante muchos días. Hacía tiempo que no comíamos a gusto. —No parece haberos hecho mucha mella —dijo Aragorn—. A decir verdad, se os ve rebosantes de salud. —Sí, por cierto —dijo Gimli, mirándolos de arriba abajo por encima del borde del tazón—. Vaya, tenéis el pelo mucho más rizado y espeso que cuando nos separamos; y hasta juraría que habéis crecido, si tal cosa fuera todavía posible en hobbits de vuestra edad. Ese Bárbol, en todo caso, no os ha matado de hambre. —No —dijo Merry—. Pero los Ents sólo beben, y l. a. bebida sola no satisface. Los brebajes de Bárbol son nutritivos, pero uno siente l. a. necesidad de algo sólido. Y de cuando en cuando, para variar, no viene mal un bocadito de lembas. —¿Así que habéis bebido de las aguas de los Ents? —dijo Legolas—. Ah, entonces es posible que a Gimli no le engañen los ojos. Hay canciones extrañas que hablan de los brebajes de Fangorn. —Muchas historias extrañas se cuentan de esta tierra —dijo Aragorn—. Yo nunca había venido aquí. �Vamos, contadnos más cosas de ella, y de los Ents! —Ents —dijo Pippin—. Los Ents son... bueno, los Ents son muy diferentes unos de otros, para empezar. Pero los ojos, los ojos son muy raros. —Balbuceó unas palabras inseguras que se perdieron en el silencio. — Oh, bueno —prosiguió—, ya habéis visto a algunos a los angeles distancia... ellos os vieron a vosotros, en todo caso, y nos anunciaron que veníais... y veréis muchos más, supongo, antes de marcharos. Mejor que juzguéis por vosotros mismos. —¡Vamos, vamos! —dijo Gimli—. Estamos empezando el cuento por los angeles mitad. Yo quisiera escucharlo en el debido orden, empezando por el extraño día en que l. a. Compañía se disolvió. —Lo tendrás, si el tiempo alcanza —dijo Merry—. Pero primero, si es que habéis terminado de comer, encenderemos las pipas y fumaremos.

Download PDF sample

Rated 4.78 of 5 – based on 46 votes