Juicio Y Sentimiento (Clásica)

Juicio y sentimiento es un cuadro tan hilarante como patético de las desventuras de dos hermanas casaderas relegadas -en su condición de mujeres- de los angeles fortuna normal. Sus tropiezos en el camino del matrimonio, a veces empujadas por los angeles mezquindad de sus propios parientes, las alegres presiones de sus vecinos o los mismos «principios» de su carácter ethical, las llevan a conocer todos los extremos que los angeles pobreza puede ocasionar en el destino de los hombres.

Show description

Preview of Juicio Y Sentimiento (Clásica) PDF

Best British Literature books

Time of the Angels

This can be a haunting novel o macabre entanglements and satanic passions.

A Word Child

After years of obscurity in a Bayswater flat, Oxford graduate Hilary Burde ha the chance to make amends for a grievous offense which he devoted twenty ye prior.

The Book and the Brotherhood: A Story about Love and Friendship and Marxism (Penguin Fiction)

A narrative approximately love and friendship and MarxismMany years in the past Gerard Hernshaw and his acquaintances “commissioned” certainly one of their quantity to jot down a political publication. Time passes and evaluations switch. “Why should still we cross on aiding a publication which we loathe? ” Rose Curtland asks. “The brotherhood of Western intellectuals as opposed to the publication of history,” Jenkin Riderhood indicates.

The Faerie Queene

‘Great girl of the best Isle, whose lightLike Phoebus lampe through the global doth shine’The Faerie Queene was once essentially the most influential poems within the English language. Dedicating his paintings to Elizabeth I, Spenser brilliantly united Arthurian romance and Italian renaissance epic to rejoice the consideration of the Virgin Queen.

Additional resources for Juicio Y Sentimiento (Clásica)

Show sample text content

Es una alianza que concitará el aplauso common. En pocas palabras, es algo que –bajando los angeles voz hasta un pomposo susurro– satisfará con creces a todas las partes –reflexionando, sin embargo, añadió–: Bueno, lo que quiero decir es que todos tus amigos desean sinceramente verte bien situada; Fanny en specific, porque se interesa por ti de todo corazón, te lo aseguro. Y sin duda también le gustaría mucho a su madre, los angeles señora Ferrars, una mujer muy bien dispuesta; eso dijo el otro día. Elinor no se dignó responder. –Sería algo outstanding –continuó su hermano–, y divertido, que Fanny y yo viéramos, al mismo tiempo, situarse en l. a. vida ella a un hermano, y yo a una hermana. Cosa que, por cierto, no es del todo inconceivable. –¿Es que va a casarse el señor Edward Ferrars? –preguntó Elinor, con resolución. –De hecho aún no está decidido, pero es cosa que está en el aire. Su madre es una mujer excelente. los angeles señora Ferrars, con los angeles mayor liberalidad, le adelantará mil libras anuales si el compromiso tiene lugar. l. a. dama es l. a. honorable señorita Morton, hija única del difunto lord Morton, y tiene treinta mil libras. Un vínculo muy deseable por ambas partes, y yo no dudo de que con el tiempo se realizará. Mil libras son muchas libras para una madre, son mucho como adelanto, como cesión; pero los angeles señora Ferrars tiene un noble espíritu. Por darte otra muestra de su liberalidad: el otro día, en cuanto llegamos a Londres, y sabiendo que en estos momentos no nadábamos precisamente en l. a. abundancia, puso en manos de Fanny billetes de banco por valor de doscientas libras. Presente aceptable en grado sumo, porque mientras estamos aquí llevamos una vida con muchos gastos. Hizo una pausa para que su hermana asintiera y participara; ésta se impuso decir: –Sin duda tanto en los angeles ciudad como en el campo debéis tener gastos considerables, pero también tenéis una buena renta. –Yo diría que no tan buena como mucha gente supone. No quiero quejarme, sin embargo; no puedo negar que es una renta holgada, y espero que con el tiempo sea mejor. Estamos vallando los campos de Norland, y eso es un auténtico sumidero. Y luego, en este medio año, he hecho una pequeña adquisición: los angeles granja de East Kingham, �la recuerdas? Donde vivía el viejo Gibson. Estas tierras eran tan deseables para mí en todos los aspectos, estaban tan cerca, tan justo al lado de las mías, que creí que period mi deber comprarlas. l. a. conciencia me decía que no podía dejar que cayeran en manos ajenas. Un hombre tiene que pagar por lo que le conviene; y a mí me ha costado un montón de dinero. –¿Más de lo que crees que vale de verdad? –Vaya, espero que no. Habría podido venderla al día siguiente por más de lo que di: pero, respecto al precio, lo cierto es que habría podido ser muy desafortunado; porque en esos días el precio del terreno y de los bienes de granja estaba tan bajo que, si no me hubiera asistido l. a. suerte de tener los angeles suma necesaria para vivir en poder de mi banquero, habría tenido que venderla por debajo de su valor. Elinor no pudo hacer otra cosa que sonreír.

Download PDF sample

Rated 4.36 of 5 – based on 16 votes