La Era de Huesos

By Samantha Shannon

En un mundo en el que los sueños están prohibidos, una joven luchará por su libertad, su vida y el futuro de l. a. humanidad.

Una oscura y cautivadora fantasía distópica ambientada entre Londres y Oxford.

"Me gusta pensar que al principio éramos más. No muchos, supongo. Pero sí más que ahora. No todos nosotros sabemos lo que somos. Algunos mueren sin llegar a saberlo. Algunos lo sabemos, y nunca nos descubren. Pero estamos aquí. Creedme."

En el año 2059, un siniestro régimen totalitario domina el planeta y los pocos clarividentes son perseguidos por delincuentes. Lo que no saben las masas es que sus dirigentes se han aliado con una fuerza aún más insidiosa, asentada en una ciudad secreta.

Paige Mahoney, de 19 años, trabaja para una poderosa organización del hampa londinense. Paige es fuerte, rápida y tiene un don excepcional: es capaz de entrar en los pensamientos de los demás. En esta sociedad represiva cualquier acto de espiritismo ya es ilegal. Pero Paige comete alta traición por el basic hecho de respirar.

El debut de una joven autora que está convirtiéndose en un fenómeno internacional.

Reseñas:
«Déjate llevar y adéntrate en este épico y fabuloso mystery de fantasía... Espléndido, vivaz y escapista.»
The Times

«¿Te gusta Juego de tronos? Aquí empieza tu nueva obsesión.»
Glamour

«La distopía de Los juegos del hambre sumado a una historia de amor al estilo de Crepúsculo. Eso sí, con una mayor calidad literaria.»
SFX Magazine

«La period de huesos es l. a. novela que J.K. Rowling y William Gibson nunca llegaron a escribir.»
Wired

«Aterradora, imaginativa y fascinante.»
The Washington Post

Show description

Quick preview of La Era de Huesos PDF

Best Romance books

Steel

A mysterious damaged sword transports a contemporary youngster via time to the deck of a pirate send. Stranded long ago, and surrounded by way of strangers, she is pressured to join up as workforce. yet a pirate's existence is bloody and short, and as she learns concerning the darkish magic that introduced her there, she kinds a determined scheme to get home—one that hazards every little thing in a duel to the demise with a villainous pirate captain!

Waking Up With the Duke (London's Greatest Lovers)

“Lorraine Heath’s books are constantly magic. ”—Cathy Maxwell“She writes the main powerfully relocating love tales in romance at the present time. ”—Jill Barnett“Heath steals your middle, then takes you on a trip that may depart you torn among tears and pleasure. ”—Christina DoddMeet London’s maximum fans! long island occasions bestselling writer Lorraine Heath’s delights and enchants, strikes and mesmerizes ancient romance readers with Waking Up With the Duke, the 3rd installment in her unforgettable sequence during which the rakish sons of a scandalous Dowager Duchess, become aware of ardour, excitement, and real love.

Someone Else's Love Story: A Novel (P.S.)

A person Else's Love tale is cherished and hugely acclaimed ny instances bestselling writer Joshilyn Jackson's humorous, fascinating, and poignant novel approximately technology and miracles, secrets and techniques and truths, religion and forgiveness; approximately falling in love, and studying that issues aren't continually what they seem—or what we are hoping they are going to be.

How Zoe Made Her Dreams (Mostly) Come True

Like Meg Cabot, Sarah Strohmeyer has a present for developing clever, humorous ladies youngster readers love. She’s performed it back with Zoe, heroine of her most up-to-date romcom. In YA novel How Zoe Made Her goals (Mostly) Come real, Zoe learns there's a darkish center lower than the glittering façade of the fairy-tale themed leisure park (cough, Disneyland, cough) the place she’s a summer time intern.

Extra info for La Era de Huesos

Show sample text content

Me quedé sentada en el suelo, aturdida. Nashira se arrodilló a mi lado y me puso una mano enguantada en los angeles cabeza. —Preciosa. Mi pequeña onirámbula. Estaba perdida: Nashira lo sabía. Se levantó y se volvió hacia Seb, que observaba l. a. escena, aterrorizado. Con un ojo entreabierto siguió los angeles trayectoria de Nashira, que se colocó detrás de su silla. —Gracias por tus servicios. Te estamos muy agradecidos. —Le puso las manos a ambos lados de l. a. cabeza—. Adiós. —¡No, por desire! �No quiero morir! �Paige! Nashira le giró bruscamente l. a. cabeza hacia un lado. Seb abrió más los ojos, y de sus labios escapó un grito ahogado. Lo había matado. —¡No! —exclamé. No podía creer lo que acababa de ver. Me quedé mirándola—. Has… has… —Demasiado tarde. —Nashira soltó los angeles cabeza de Seb, y esta cayó hacia un lado—. Podrías haberlo hecho tú, forty. Sin dolor. Solo tenías que hacer lo que te he pedido. Fue su sonrisa lo que me impulsó. Porque sonreía. Me lancé contra ella con l. a. sangre hirviéndome en las venas. El Custodio y Alsafi me tomaron los brazos y me sujetaron. Pataleé y me retorcí hasta que quedé empapada de sudor. —¡Zorra! —grité—. �Zorra! �Zorra asquerosa! �Seb ni siquiera period vidente! —Tienes razón, no lo period. Pero los espíritus amauróticos son los mejores sirvientes, �no te parece? Alsafi estuvo a punto de dislocarme un hombro. Le clavé las uñas en el brazo al Custodio. En el brazo malo, el que yo le había curado. Él tensó los músculos; no me importó. —Os mataré —dije, dirigiéndome a todos. Casi no podía respirar, pero lo dije—. Os mataré. Juro que os mataré. —No hace falta que nos jures nada, forty. Deja que nosotros juremos por ti. Alsafi me tiró al suelo y me golpeé los angeles cabeza contra el duro mármol. Perdí momentáneamente l. a. visión. purposeé levantarme, pero algo me inmovilizaba. Una rodilla sobre mi espalda. Estiré los dedos por el suelo. Entonces no longeré un dolor atroz en el hombro, el dolor más poor que jamás había sentido. Ardiente, demasiado ardiente. Olí a carne quemada. No pude evitarlo: grité. —Juramos tu lealtad eterna a los refaítas. —Nashira no desviaba los angeles mirada de mí—. los angeles juramos con los angeles marca de fuego. XX-59-40, estás unida para siempre al Custodio de los Mesarthim. Desde ahora renuncias a tu verdadero nombre para el resto de tus días. Tu vida nos pertenece. period mi piel lo que olía a quemado. Solo podía pensar en el dolor que sentía. Ya estaba. Habían matado a Seb, y ahora iban a matarme a mí. Vi el destello de una aguja. Tenía demasiado flux en l. a. sangre. Corrí describiendo círculos por mi onirosaje. El flux lo había deformado, había roto las formas y los colores. Oía los latidos de mi corazón, el aire abrasándome al pasarme por los angeles garganta y los angeles nariz. �Me están matando. » Eso pensé mientras luchaba contra mi mente, mientras l. a. veía desmenuzarse como l. a. leña en un horno. Ya estaba. Nashira había descubierto qué period. Me había envenenado, y ahora me estaba muriendo. No podía durar mucho; al fin y al cabo, los cadáveres no podían conservar el onirosaje. Entonces ese pensamiento se deshilachó y pasó, y me quedé rondando por las partes más oscuras de mi conciencia.

Download PDF sample

Rated 4.65 of 5 – based on 37 votes