Los tres secretos del samurai

By Blanca Álvarez

Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del Samurai cuenta l. a. historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propóito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.En su camino, l. a. muchacha encuentra a seres mágicos que deciden ayudarla, aunque no a cambio de nada. Para salvar a su hermana, l. a. muchacha come to a decision ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombes que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro.

Show description

Preview of Los tres secretos del samurai PDF

Similar Fiction books

Djibouti: A Novel

Elmore Leonard, manhattan occasions bestselling writer and "the hippest, funniest nationwide treasure in sight" (Washington Post), brings his trademark wit and inimitable type to this twisting, gripping—and occasionally playful—tale of modern day piracy

Dara Barr, documentary filmmaker, is on the best of her online game. She's lined the rape of Bosnian girls, neo-Nazi white supremacists, and post-Katrina New Orleans, and has received awards for all 3. Now, searching for an even bigger problem, Dara and her right-hand-man, Xavier LeBo, a six-foot-six, seventy-two-year-old African American seafarer, head to Djibouti, at the Horn of Africa, to movie modern day pirates hijacking service provider ships.

They examine quickly adequate that nearly not anyone within the center East is who he looks. the main winning pirate, using his Mercedes round Djibouti, seems to be a very good man, yet his friend, a classy Saudi diplomat, has doubtful connections. Billy Wynn, a Texas billionaire, performs mysterious roles because the temper moves him. He's promised his female friend, Helene, a nifty type version, that he'll marry her if she doesn't turn into seasick or bored whereas circling the realm on his yacht. And there's Jama Raisuli, a black al Qaeda terrorist from Miami, who's vowed to explode whatever giant.

What Dara and Xavier need to come to a decision, in addition to how one can remain alive: may still they shoot the motion as a documentary or flip it right into a Hollywood characteristic movie?

Ginny Gall: A Novel

A sweeping, eerily resonant epic of race and violence within the Jim Crow South: a lyrical and emotionally devastating masterpiece from Charlie Smith, whom the hot York Public Library has acknowledged “may be America’s so much bewitching stylist alive. ”Delvin Walker is simply a boy whilst his mom flees their domestic within the purple Row component to Chattanooga, accused of killing a white guy.

Light from Heaven (Mitford)

The 9th novel within the loved Mitford sequence, by means of the bestselling writer of At domestic in Mitford and Somebody secure with an individual Good Father Tim Kavanagh has been requested to "come up better" greater than as soon as. yet he is by no means been requested to do the impossible--until now. The retired Episcopal priest takes at the revival of a mountain church that is been closed for 40 years.

Extra resources for Los tres secretos del samurai

Show sample text content

No es necesario que sean bolsas de oro —su boca se torció en un gesto ladino—, también pueden ser objetos, o naderías... Lo de menos es el monto de l. a. apuesta, ¿no creéis? —De acuerdo. —Nada podía ajustarse más a sus deseos. —Bien, entonces, mañana os espero en mi humilde casa a l. a. hora del Cerdo. Apropiada hora, pensó Susanô inclinándose. —Decidme a dónde enviar alguno de mis servidores para recogeros. —No es necesario —intervino por primera vez Shuzai. —¿Sois de Nagasaki? Shuzai se restrictó a inclinarse. Esa noche Susanô recurría, por primera vez, a los angeles bolsa de cuero para llenar otra con monedas de oro. También una exquisita joya de jade. l. a. ESPADA MURAMASA La casa de Shozo Masashi period suficientemente conocida en los angeles ciudad, y lo bastante ostentosa como para ser vista casi desde cualquier colina. En realidad, el palacio de l. a. Magistratura, los angeles Colina de l. a. Casa del Té Blanco y l. a. casa del mercader formaban un triángulo: norte los angeles Casa del Té; este el palacio y oeste l. a. del mercader. El triángulo más envidiado y temido de Nagasaki. Ni Shuzai ni Hanzaburo preguntaron a Susanô por sus planes. Ya habían comprobado el efecto causado por los angeles victoria en su enemigo e imaginaban una estrategia de derrotas provocadas para ganar terreno. Docenas de guardias custodiaban el patio de los angeles casa, más en una ostentación por parte de Masashi que ante el temor de una encarnizada defensa entre sus muros. El ala oeste l. a. ocupaba un edificio de madera, sin ostentaciones pero capaz de albergar cien carros de heno. Los visitantes imaginaron que debía de servir como almacén para sus mercancías. A l. a. entrada de los angeles casa, tres jóvenes sirvientes recogieron las hanukas, las capas y las armas de los tres invitados. Excepto los angeles katana, de los angeles cual nunca se desprendía ante otros un samurái. Los condujeron a un salón de, al menos, setenta tatamis, donde Masashi y el propio magistrado Shiroyama departían de algún asunto divertido a juzgar por sus risas. Shuzai apretó los puños. Kawasemi había decidido declinar l. a. invitación y en el salón se encontraban dos geishas, cada una con un sanshin y otra más, no tan joven y vestida con un kimono de seda morada y hojas de roble bordadas en oro, ocupándose del té. —Sed bienvenidos —gritó el anfitrión extendiendo los brazos en dirección a los recién llegados—. Por want, dejad vuestras espadas aquí. —Y señaló a una mesa lacada cubierta con seda. Los tres amigos colocaron las katanas donde les indicó, justo sobre l. a. pared donde se apoyaba los angeles mesa, Susanô vio colgada una auténtica y antigua espada Muramasa. Al comienzo de l. a. period Edo, existió un famoso forjador de espadas: Muramasa. Sus espadas de hierro y acero, forjadas según el ritual más antiguo que exigía ayuno del forjador, plegarias y vestir kimono blanco para forjarlas, llevaban dentro parte del espíritu de quien las realizaba, y algo tenebroso ocultaba el espíritu de Murasama pues quienes poseían una de ellas se volvía loco, se transformaba en un ser sediento de muerte, sin respetar las reglas del samurái. El Shogun Ieyasu las prohibió.

Download PDF sample

Rated 4.15 of 5 – based on 21 votes