Teoría y práctica del amor

By Scott Hutchins

¿Qué pasaría si nuestros ordenadores de pronto empezaran a volverse sentimentales? ¿Cómo afectaría eso a las relaciones humanas y, en concreto, al amor?

A los 36 años Neill Basset vive solo con su gato. Para olvidar a su exmujer, que de vez en cuando reaparece en su vida, sale algunas noches a ligar por las zonas más animadas de l. a. bahía de San Francisco.
Durante el día habla con su padre en su oficina de Silicon Valley. O, mejor dicho, dialoga con un ordenador programado gracias a los diarios que escribió su padre hasta el día en que se suicidó. Cinco mil páginas de anécdotas, pensamientos, frases... Una verdadera mina que, según el científico para el que Neill trabaja, podría contribuir a crear el primer ordenador dotado de emociones.
Poco a poco Neill va a conseguir lo impensable: comunicarse con su padre muerto y darse cuenta de que el amor de verdad puede llegar a existir.

Teoría y práctica del amor es una novela apasionante

Show description

Quick preview of Teoría y práctica del amor PDF

Best Romance books

Steel

A mysterious damaged sword transports a contemporary teenager via time to the deck of a pirate send. Stranded some time past, and surrounded by means of strangers, she is compelled to join up as group. yet a pirate's lifestyles is bloody and short, and as she learns in regards to the darkish magic that introduced her there, she varieties a determined scheme to get home—one that dangers every thing in a duel to the loss of life with a villainous pirate captain!

Waking Up With the Duke (London's Greatest Lovers)

“Lorraine Heath’s books are consistently magic. ”—Cathy Maxwell“She writes the main powerfully relocating love tales in romance this day. ”—Jill Barnett“Heath steals your middle, then takes you on a trip that may depart you torn among tears and pleasure. ”—Christina DoddMeet London’s maximum fanatics! long island instances bestselling writer Lorraine Heath’s delights and enchants, strikes and mesmerizes old romance readers with Waking Up With the Duke, the 3rd installment in her unforgettable sequence within which the rakish sons of a scandalous Dowager Duchess, observe ardour, excitement, and real love.

Someone Else's Love Story: A Novel (P.S.)

Anyone Else's Love tale is loved and hugely acclaimed long island instances bestselling writer Joshilyn Jackson's humorous, fascinating, and poignant novel approximately technological know-how and miracles, secrets and techniques and truths, religion and forgiveness; approximately falling in love, and studying that issues are usually not regularly what they seem—or what we are hoping they are going to be.

How Zoe Made Her Dreams (Mostly) Come True

Like Meg Cabot, Sarah Strohmeyer has a present for growing clever, humorous ladies teenager readers love. She’s performed it back with Zoe, heroine of her most up-to-date romcom. In YA novel How Zoe Made Her desires (Mostly) Come real, Zoe learns there's a darkish center lower than the glittering façade of the fairy-tale themed entertainment park (cough, Disneyland, cough) the place she’s a summer season intern.

Extra info for Teoría y práctica del amor

Show sample text content

Me gustan los pequeños, son más monos. ¡Ja, ja! –Ja –digo yo. –Por prefer –dice Jenn–, de veras pensabas... –sacude los angeles cabeza–. ¿La estoy fastidiando? ¿Estoy fastidiando nuestro primer encuentro? Se inclina hacia delante, en actitud protectora. Hablamos de algo serio, es un miedo para tomar en serio. –Olvídalo –le digo–. Pensé que intentabas decirme algo... –Claro, lo entiendo. Entiendo a qué te refieres. Yo he dicho macho beta y tú has pensado... vaya. Es difícil aguantarse l. a. risa. –Sí, algo así. Volvemos a mirar los elefantes marinos, que siguen bramando y follando. –Es los angeles costa lo que me retiene aquí –me cube Jenn mientras volvemos por los angeles autopista H1–. Quiero decir que en l. a. universidad, en l. a. Costa Este, no había ni rocas, ni autopista del Pacífico, ni Pacífico, claro... Así que, en cuanto pude, me volví. Me paro en los angeles playa de Montana. Metí un picnic en el maletero. Champán, un pan crujiente de l. a. panadería Acme, salchichón francés, una cuña de queso Mimolette y pepinos cortados en rodajas octogonales. Es una especie de picnic de macho beta. Una señal de que he echado en saco roto –nunca mejor dicho– los frenesís de antaño. –¡Qué sitio más estupendo! –dice Jenn. –Me gusta esta playa –contesto. Abro el maletero y shipment con l. a. cesta sin el menor cuidado, con torpeza, como si estuviera llevando el bolso de mi madre. Dejo que Jenn abra los angeles manta. En una última intentona por afirmarme, suelto bruscamente l. a. cesta en mitad de los angeles manta y oigo cómo se quiebra una copa de champán. Me siento estúpido. –Podemos compartirla –dice ella levantando los angeles barbilla, con gesto triunfante de chica mala. –Buena inspiration. El champán, con tanto vaivén, desborda los angeles copa. Me chupo l. a. mano y se los angeles alcanzo. Ella me coge de l. a. muñeca y toca con los angeles lengua las burbujitas de mis dedos. –¿Tienes hambre? –Sí, tengo hambre –se tumba boca abajo y levanta las pantorrillas. –Te voy a cortar un trozo de queso. –Voy a empezar por los tomates. Se mete uno entre los labios y pone otro entre los míos. Rompo los angeles piel y siento los angeles inundación ácida que llena mi boca. Ella pone morritos y me enseña el tomatito entero, luego empieza a masticarlo como si fuera un trocito de chicle, echándose para atrás y riéndose, ja, ja. –Perdona –le digo tumbándome junto a ella. Me ve, pero no vuelve l. a. cabeza. Me chupo los labios y l. a. beso, buscando el sabor del tomate, pero solo encuentro una boca fresca de chica, mi sabor favorito sobre todos los demás. Ella está tumbada, completamente abierta, acogedora. No toco su cuerpo, me limito a mirar cómo sube y baja su pecho. –Creo que eres un macho alfa que juega a ser un macho beta –dice ella ofreciéndome un espectáculo maravilloso. Empieza en su carnoso labio inferior y va hasta sus entornados ojos. Tiene l. a. barbilla baja. Es una mezcla de deseo y atracción, pudor y posesión. –Mejor eso que un macho beta jugando a ser macho alfa. Retira mis manos de su costado y las mueve hasta l. a. manta. –Vamos a rebajar un poco los angeles temperatura –dice mirando al océa­no–. ¿Has traído agua? –No. –No me gusta practicar el sexo a los angeles primera. –Es una política sensata.

Download PDF sample

Rated 4.81 of 5 – based on 16 votes