Una semana de vacaciones (Panorama de Narrativas) (Spanish Edition)

Christine Angot ha escrito esta breve novela como se saca una foto, sin respirar, sin pararse a tomar aliento. Buscando l. a. precision, captando el instante y el movimiento. No nos corresponde a nosotros, lectores, aspirar a conocer el elemento desencadenante; poco importa saberlo. No tardamos en darnos cuenta al leerlo de que el texto posee en si mismo el poder de actuar con violencia. Suscita sentimientos a los que los angeles angustia no es ajena. Provoca el sobrecogimiento a traves del cual reconocemos uno de los poderes de los angeles literatura: conferir a las palabras todo su poder explicativo y figurativo, mas que utilizarlas para ocultar y velar. Es como si el escritor levantara ese velo no para asustarnos, sino a fin de que veamos y comprendamos. / it's a tale of an incestuous courting among a father and a daughteran adventure suffered through the writer herself, exacerbated by means of the social gathering of a violent vacation weekend shared through the protagonists. the result's a stunningly robust and offended textual content, which forces the reader to confront a bad fact.

Show description

Preview of Una semana de vacaciones (Panorama de Narrativas) (Spanish Edition) PDF

Best Literature books

The winter Helen dropped by: A novel

Narrated by means of younger Jamie O'Day, who's commencing to remember the fact that, like his daddy says, "every tale is ready intercourse or demise, or occasionally both,"The wintry weather Helen Dropped Byis a narrative of growing to be up, of loss, of laughter and of characters either horny and useless. Helen is the younger, pregnant Indian lady who drops into Jamie's existence one freeze-the-balls-off-a-brass-monkey snow-storming evening.

The Old Wives' Tale (Classic, 20th-Century, Penguin)

"Every stout, growing old girl isn't ugly -- faraway from it! -- yet there's an severe pathos within the mere incontrovertible fact that that each stout growing older lady was a tender lady with the original allure of stripling in her shape and her pursuits and in her brain. And the truth that the switch from the younger woman to the stout ageing lady is made from an enormous variety of infinitesimal alterations, every one unperceived by means of her, in basic terms intensifies the pathos.

Dubliners

A definitive variation of maybe the best brief tale assortment within the English languageJames Joyce’s Dubliners is a bright and unflinching portrait of “dear soiled Dublin” on the flip of the 20th century. those fifteen tales, together with such unforgettable ones as “Araby,” “Grace,” and “The Dead,” delve into the center of the town of Joyce’s beginning, taking pictures the cadences of Dubliners’ speech and portraying with a nearly brute realism their outer and internal lives.

Moll Flanders

‘I grew as impudent a Thief, and as dexterous as ever Moll Cut-Purse was’Born and deserted in Newgate criminal, Moll Flanders is compelled to make her personal method in life.  She duly embarks on a profession that comes with husband-hunting, incest, bigamy, prostitution and pick-pocketing, till her crimes finally meet up with her.

Extra resources for Una semana de vacaciones (Panorama de Narrativas) (Spanish Edition)

Show sample text content

Sea porque su vagina es así, sea porque se ha distendido a fuerza de ser penetrada. Retira el dedo de su vagina para introducir dos, los saca para dejarlos resbalar entre las nalgas. Luego se los mete en el ano. A continuación entre los muslos apretados, debido a l. a. postura que ha adoptado, de frente a los angeles puerta, de lado, en el borde de l. a. cama, casi en los angeles vertical de los angeles alfombrilla de tan al borde que está, encaja el miembro justo bajo las nalgas, arriba del todo. Y empieza, con lentos movimientos de vaivén, a frotarle l. a. vulva. �¿Te gusta? » Ella calla. �Dímelo. » Y prosigue. �Dímelo. Di “me gusta, papá”. » Continúa. Frota más fuerte. �Deja de poner morros. Pareces un bebé grandote. » Le cube que se vuelva hacia él, que le mire, que le bese. Ella se da l. a. vuelta. Él enciende l. a. lamparita que hay sobre los angeles mesilla de noche junto al paquete de cigarrillos y el periódico. Le cube que abra los ojos, le mire y le sonría. Ella lo hace. Le cube que irán a Carcassonne, al ultimate de los angeles semana, como le prometió los angeles última vez que se vieron. Que le enseñará tumbas con inscripciones muy raras en ibero, y que después irán a ver los angeles casa universal, donde pasaba las vacaciones cuando period pequeño, y los lugares, en plena garriga, en los que se quedaba horas soñando despierto mientras los otros niños iban a jugar. Como sigue medio dormida, le cube que se acariciará él mismo, mirándola. Arranca l. a. sábana, le enrolla el camisón hasta debajo del cuello, para dejar los senos al descubierto. l. a. tela del camisón enrollada alrededor del cuello parece una enorme bufanda, gruesa, voluminosa, entre los angeles barbilla y el pecho, sobre un cuerpo completamente desnudo. Ella se quita los angeles enorme bufanda por encima de l. a. cabeza y los angeles deja caer en l. a. alfombrilla. Él le pide que le ponga los angeles mano debajo de los testículos mientras se acaricia el miembro. Ella apoya los angeles mejilla en su hombro y alarga el brazo derecho hacia su sexo, que él estrecha en l. a. mano, mientras desplaza arriba y abajo los angeles piel arrugada y móvil alrededor de l. a. parte rígida. Ella desliza los angeles mano bajo sus testículos a modo de platillo. Pero él quiere que esa mano esté viva, le cube que los oprima con decisión. Sin estrujarlos. Apenas nota su mano rozándole, le cube que debe sentir que los dedos aplican una leve presión. Y que podría colocar l. a. otra mano sobre l. a. suya, aquella con l. a. que él se acaricia, sin dejar de encerrar bien sus testículos en el hueco de los angeles mano derecha, en los angeles palma apenas más firmemente doblada, y sin aplastarlos. Cierra los ojos. Vuelve a abrirlos. Le cube que le mire. Que entreabra los labios y siga mirándole, y le enseñe l. a. lengua. Ella levanta l. a. vista hacia él. Saca los angeles lengua. �No, así no. Sólo un poco. » Con l. a. mano libre, le aparta de l. a. mejilla un mechón de pelo. De su cabello moreno, fino, enredado. Los ojos tienden a cerrársele. Él se los sopla, le acaricia las pestañas. Luego le pide que le bese l. a. boca, el torso, el vientre, y que baje l. a. mano hasta l. a. de él, sobre todo sin quitar l. a. otra de debajo de los testículos. Que apriete ahora tal como le pide, exactamente como él le pide.

Download PDF sample

Rated 4.54 of 5 – based on 37 votes